Medidas para disminuir el consumo de la gasolina

Calcular el presupuesto de gasolina. Es importante fijar el importe de combustible que se proyecta gastar por semana (no incluir viajes al exterior), llevar un plan de seguimiento sobre el gasto durante un mes y buscar formas para disminuirlo.

Comprar un coche compacto y nuevo. Consumen menos que los antiguos debido a sus motores más eficientes, control electrónico de inyección y mejoras aerodinámicas.

Esperar que el tanque del coche se vacíe al menos por la mitad para volver a llenar el depósito. Esto hace más eficiente el consumo de gasolina.

Comparar precios donde la gasolina sea más barata, esto se comprueba realizando una rutina similar todos los días. Es recomendable anotar cuando el depósito está lleno y cuánto dura el combustible según la gasolinera.

Una manera de ayudar a ahorrar dinero en gasolina es usar mapas (guía Roji, gps) que permitan escoger el destino más corto y conveniente, evitando dar vueltas en falso.

Verificar el buen funcionamiento y mantenimiento del auto, comprobar la presión de los neumáticos, llevarlos por debajo de lo normal contribuye a consumir más gasolina. Realizar un balanceo y alineado por lo menos una vez al año.

Afinar el auto y mantener el coche con revisiones periódicas puede ahorrar porcentajes importantes por cada por litro. Un filtro de aire sucio disminuye la eficiencia del motor y consecuentemente incrementa el consumo de gasolina.

Comprar vehículos que ofrezcan la mayor cantidad de kilómetros por litro. El vehículo más eficiente puede ahorrar casi el 50% en gasolina.

Apagar el motor cuando estemos detenidos más por más de un minuto.

Evitar en lo posible gastos adicionales en gasolina: El uso del aire acondicionado aumenta un consumo de combustible. Llevar las ventanillas cerradas sobre todo en carretera y a velocidades altas, con las ventanas abiertas aumenta la resistencia aerodinámica y por lo tanto se requiere más fuerza para circular a la misma velocidad que con las ventanas cerradas.

Aprender a ahorrar mientras conducimos servirá gastar menos dinero, con un manejo adecuado y suave nos permite ahorrar hasta un 40% en gasolina. El conducir a alta velocidad, acelerando repentinamente y frenando intempestivamente son situaciones en las que se necesita mayor cantidad de gasolina.

Es preferible comprar combustible por la mañana o cuando sean más bajas las temperaturas en el día, la gasolina densa será mejor aprovechada, porque en las gasolineras cobran por volumen y no por densidad.

En destinos cortos es recomendable usar el transporte público, caminar o utilizar la bicicleta.

Es importante asegurarse que el precio de los anuncios y el precio que está en la bomba sea el mismo, y que el vendedor ha puesto la bomba a cero antes de empezar a llenarle el tanque.

Fuente: mx.finanzaspracticas.com

Publicado en Ciencias económicas Etiquetado con: