Manejo eficaz de los recursos familiares

Una de las mejores maneras de lograr que su familia alcance el éxito deseado es planificando lo más posible de antemano.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que darle a nuestros seres queridos una “muy buena vida” no necesariamente quiere decir comprar cosas muy costosas sino manejar nuestras finanzas de tal forma que toda la familia pueda sentirse tranquila y disfrute de lo que sus posibilidades le permiten. Para poder lograr esto es necesario diseñar un plan en el que todos participen de acuerdo con su edad y responsabilidades. Es recomendable reunirse para realizar un balance financiero del hogar. En dicho balance se anotarán los ingresos de los miembros de la familia que están en posibilidades de aportarlos, así como los gastos que cada quien participa a la economía familiar.

En el rubro de los ingresos (o activos) se deben tomar en cuenta tanto los sueldos de los padres como las propiedades (casas, departamentos, terrenos, locales comerciales, etc. Que aporten una renta)

En los pasivos se deben registrar los gastos básicos como los de alimentación y ropa, pero también otros como colegiaturas de los hijos, renta (si la casa no es propia), pago de lugares recreativos o actividades extracurriculares (gimnasio, clases de música, deportes, etc.), pago de hipotecas, tarjetas de crédito y otras deudas. En este punto es importante no olvidar los impuestos. Una vez que la familia ha hecho su balance, podrán ver de manera más clara cuales son los gastos necesarios, prioridades y los pequeños o grandes lujos que pueden darse.

Si los pasivos son mayores que los activos, realizar un balance en familia permitirá que todos los miembros comprendan de qué manera se administra el dinero y los hijos, al sentirse incluidos en la vida financiera de su núcleo familiar podrán entender de mejor manera las decisiones de los padres.

Fuente: mx.finanzaspracticas.com

Etiquetado con: